25 may. 2012

Así finalizó Dr. House y sus mejores frases


Despúes de ocho temporadas finalmente finalizó la serie del médico mas gruñón de la Tv mundial: Dr. House.

Una de las primeras caras que vimos por cierto, después de un especial extraordinario de retrospectiva) fue impresionante.

Allí estaba el fallecido médico Lawrence Kutner, en una casa quemándose lentamente, viendo directamente a House. (Fue impresionante, porque Kutner se suicidó hace varios años). Kutner, quien representa los pensamientos íntimos de House, pronto determinó que el médico era suicida.

Kutner se preguntó por qué House, con su atracción a los rompecabezas, alguna vez consideraría la finalidad de la muerte.

Regresamos al último caso de House, un drogadicto cuyo único propósito en la historia era ser la razón por la que House se encontraría en una casa quemándose: los dos estaban tomando heroína, y el paciente estaba muerto cuando House ya se había recuperado.

Pronto, Kutner fue reemplazado por otra visión fantasmal: Amber, la exesposa de Wilson y una mujer de cuya muerte, House se sentía responsable.

Fue una interpretación extraordinaria por Anne Dudek, quien fue reemplazada por otra sorpresa, Stacy, la exesposa de House interpretada por Sela Ward, a quien no habíamos visto en el programa por un largo tiempo. Ella recordó a House la vida doméstica que no tuvo (y recordamos tristemente que Cuddy no aparecería en este episodio).

Mientras que House experimentaba su propia versión de Un cuento de Navidad, Wilson y Foreman pronto descubrieron que estaba desaparecido.

A pesar del hecho de que el cáncer alcanzó a Wilson, con tan sólo pocos meses para vivir, se negó a caer en una broma que llevaría a House de nuevo a la prisión. El mejor amigo de House lo buscó por todas partes. Los dos incluso visitaron al médico Nolan.

Mientras tanto, Cameron se convirtió en la última figura del pasado de House que apareció. Esta vez, ella le dijo que se diera por vencido y dejara ese cuerpo mortal. Un ángel de la muerte, de seguro.

Sin embargo, pronto la opinión de Cameron cambió, justo cuando Wilson y Foreman llegaron. House, todavía adentro de la construcción en llamas, echó un vistazo a Wilson antes de que el lugar explotara.

Me pregunté si terminaría de esta forma. El funeral incluyó a casi todos excepto a Cuddy (y Lucas). Uno por uno, Thirteen, Masters, Park, Chase, Taub, Adams, Dominika e incluso Foreman cantaban sus oraciones. (En este punto, todavía lo estoy asimilando).

Luego, Wilson habló. Después de unos momentos de fingirlo, dijo: “House era un c*****”. Mientras continuaba diciéndole a todos los que estaban reunidos lo que pensaba exactamente de House, una alerta de mensaje de texto no dejaba de sonar. Finalmente, Wilson se dio cuenta de que era su teléfono: “Cállate, idiota”, decía el mensaje. Todos sabemos quién escribió eso.

Wilson pronto se encontró con un House bastante vivo, quien estaba a punto de no regresar. Después de haber fingido su muerte (se metió por la puerta trasera y cambió los registros dentales), ciertamente nunca podría practicar la medicina de nuevo (sin embargo, tengo la sensación, después de todo lo que ha hecho, de que encontrará una manera).

House preguntó a Wilson lo que quería hacer con el tiempo que le quedaba. House fingió su muerte para estar con su amigo en los meses que le quedaban.

Así que, una de las series más oscuras de la televisión terminó con un mensaje positivo y de esperanza. Taub encontró felicidad con su familia; Cameron, recordando los buenos tiempos en el equipo de House, tuvo un esposo y un hijo; Chase, tomó su lugar correcto heredando el viejo trabajo de House.

Y Foreman encontró la placa de identificación de House, sólo una de las tres personas que sabían que House estaba vivo. (Las nuevas adiciones, Park y Adams, casi no tuvieron tiempo en la pantalla, lo que probablemente dice algo acerca de cuánto efecto tuvo su temporada en la serie).

House y Wilson, mientras tanto, estaban en un puente en motocicletas. Wilson preguntó qué pasa cuándo el cáncer empeora. House respondió, “el cáncer es aburrido”. El dúo continuó su camino a la distancia.

Ese fue un final valiente, sin duda. La broma del final de House sobre Wilson (y casi todos los demás). El hecho de que llegó al centro de la serie casi borra el extremo inverosímil de cómo House pudo hacer esa maniobra espectacular, sin mencionar si el viaje a su subconsciente importó, si nunca fue suicida en primer lugar. ¿O se volvió suicida mientras le jugaba la broma a Wilson?

Enfrentémoslo, Dr. House siempre coqueteó con la esfera de pura fantasía más que otra serie desde St. Elsewhere, así que analizar esto es parte del punto.

Lo que sí sé es que tanto Hugh Laurie como Robert Sean Leonard deben obtener el Emmy que tanto merecen este año. Y que Dr. House es una serie única en la televisión, a pesar de sus altibajos, y tuvo un trayecto increíble.

El mejor homenaje es dejar algunas de sus mejores frases.


(House se entera de que han asignado a otro doctor un caso que él quiere): “Bueno, no me gusta hablar mal de otros médicos, y menos de un borracho tan torpe.”

(Al referirse a la relación entre Cuddy y House, Chase dice que son tan malos el uno con el otro que seguro que han hecho “cosas malas”): “Puedo ser malo con gente con quien no he follado, ya me conoces”.

(House habla por teléfono con su madre y Cameron le pregunta quién era): Angelina Jolie. Yo la llamo mamá, la pone cachonda.

(House, tras ver el expediente de un paciente que acaba de ingresar): ¿Usted es Taddy? Me encanta el nombre, si alguna vez tengo un perro…

(House está en casa de Stacy ayudándole a fregar los platos cuando de repente entra el marido y pregunta qué está pasando): “¡No es lo que parece! Parece que estamos fregando los platos pero en realidad estamos follando”.

(Foreman llama por teléfono a House y le pregunta dónde está): “En casa de tu novia. Ignora los jadeos y los gritos”.

(House intenta abrir un bote de sus pastillas, cuyo cierre de seguridad se le resiste): “A prueba de niños ¿Cuántos niños le darán a la vicodin?”

(Chase ha cometido un grave error y Stacy pregunta a House por qué no lo ha despedido): “Me gusta su pelito”.

(House ha descubierto una infección en una paciente): “Me encanta el olor a pus por la mañana. ¡Huele a victoria!”

(Wilson llama a Stacy para que le pase con House, y le recrimina que nunca recarga su móvil): “¿Se recargan? Y yo comprándolos nuevos”.

(House ha descubierto que los problemas de una paciente se deben al consumo de drogas y le dice a su marido): “Tardaremos una hora en darle el alta. Después podrá llevársela y divorciarse de ella”.

(Wilson le pregunta si tiene planeado decirle a Stacy que deje a su marido): “No sé, Cameron me lleva la agenda”.

(La hijita de una paciente pasa por el despacho de House y le pregunta si está triste): “No estoy triste, soy complicado. A las tías les gusta, pronto lo entenderás”.

(Los médicos dudan de que los pechos de una joven modelo sean naturales y House apuesta): “Dos horas de consulta a que esas peritas son obra de Nuestro Señor”.

(Se presenta un nuevo caso y House llama a los miembros de su equipo): “Cameron, Chase y el moreno ¿Foreman verdad?”

(House ha tenido a Wilson horas esperando en la puerta de casa haciéndole creer que estaba con una mujer y al entrar ve que está solo): “Necesito mucha estimulación. Yo no me masturbo, me hago el amor. “

(Tras descubrir un herpes en un chico que parece un santo): “Tranquilo, un par de avemarías, un poco de aclicovir, y a cepillarte feligresas otra vez”.


(a un paciente) “… ¡Está usted naranja, imbécil! y que usted no se dé cuenta, pase, pero si su mujer tampoco ve que ha cambiado de color es mala señal…”

Dr. House: “El 30% de los padres no saben que están criando al hijo del otro”.
Dr. Foreman: “He leído que la paternidad falsa no pasaba del 10%”
Dr. House: “Eso es la cifra de las madres”.

Doctora Cuddy: “¿Has vuelto para ver a una paciente?”
D. House: “No, a una puta, me da mucho más morbo aquí que en casa”.

Directora Cuddy: “¿Qué tal ayer con tu puta?”
Doctor House: “Me alegra que me preguntes. Dijo que hace años había pensado en ser directora de hospital y…”

(a un paciente) “…¿Preferiría un médico que le coja la mano mientras se muere o uno que le ignore mientras mejora? Aunque yo creo que lo peor sería uno que te ignore mientras te mueres…”

(a Lisa Cuddy) “Una vez me dijiste que siempre creo que llevo razón y he comprendido que llevas razón. Creo que la llevas. No sé…, no estoy seguro”.

Capitulo IV

(A una paciente embarazada, cuando le da la noticia de su embarazo, que ella al principio confundía con un engorde raro)
Dr. House: “Tiene usted un parásito”.
La embarazada: “¡¡¡¿¿¿Tengo la solitaria???!!!”
Dr. House: “No, tiene uno de esos parásitos que salen a los nueve meses. Normalmente las mujeres se encariñan con ellos, les compran ropitas, les llevan de paseo y les limpian el culo”.
(a la paciente embarazada de su ex novio) “…¿Su ex novio se parece a su marido? Pues tenga el niño, no se enterará. Pasa en las mejores familias, querida. ¿Por qué no en la suya?”

La misma paciente embarazada: “Tengo que hacerle un regalo”.
Dr. House: “A veces el mejor regalo es la gratificación de no volver a verla”.

(Dr. House a un enfermo asombrado al que ha recetado fumar): “Casi todo lo que prescribo es adictivo y peligroso, la diferencia es que esto es legal. Feliz día”.

(Dr House a una monja): “Ira, orgullo, envidia, gula… Lleva usted cuatro de los siete pecados capitales en dos minutos. ¿Registran ustedes los records? ¿Hay Católicoolimpiadas?”

(Dr. House a la directora del hospital): ” ¡Buenos días, doctora Cuddy! Bonito traje. Dice: “soy profesional sin dejar de ser mujer”. Lo segundo lo dice a gritos”.

(Dr. House a un adolescente que se ocupa de cuidar a su madre): “Los quinceañeros suelen hacer otras cosas: esnifar pegamento, coger cangrejos…”

(Dr. House a un médico del hospital): “Resulta que tus opiniones no dan buenos resultados. Te aconsejo que uses las mías”.

(El Dr. House a su equipo de médicos): “Hay precedentes del mal del sueño contagiado por el sexo, lo leí en una revista médica portuguesa. ¿O era un anuncio de gafas de sol?”

(House al encontrar en el laboratorio a la doctora Cameron muy afectada): “Qué cosa más triste, una centrifugadora descalibrada. A mí también me dan ganas de llorar”.

(House al doctor Foreman que está preocupado por un joven paciente): “¿Conoces al chico? ¿Su madre está buena? Pues qué misterio, no que esté enfermo sino por qué te preocupa”.
Dr. Chase: “Estaba en un examen de Cálculo y sufrió mareos y vómitos”.
Dr. House: “El Cálculo hace esas cosas”.

(House al hijo de una anciana ingresada en el hospital): “Su madre ha sufrido un cambio de personalidad, hay que reconocerla. Mandaré a una enfermera, yo soy demasiado guapo”.

(House animando a un paciente paralítico): “La vida es un asco y la suya es peor que otras. Aunque las hay peores, lo cual también es deprimente”.

(House a un paciente sorprendido porque le ha dado unas pastillas sexualmente estimulantes): “¿Por qué no? Si la diabetes le ha afectado al corazón, morirá. Si no, sábado sabadete…”

(House a una residente que le dice que está leyendo un cómic mientras habla con ella): “Y tú estás enseñando las tetas con ese top tan escotado. Oh perdona, creí que era un concurso de obviedades, soy muy competitivo”.

(La directora del hospital recrimina a House porque toma demasiadas pastillas y los pacientes hablan): “¿De qué, de lo gordo que se te ha puesto el culo?”

(Wilson dice a House que deje las pastillas porque él mismo ha reconocido que está enganchado): “He dicho que soy adicto, no que tenga un problema”.

(House responde a Cameron cuando le dice que trata mejor a un paciente porque es un mito del béisbol): “¡Dios mío, tienes razón! Te prometo que la próxima vez que una maruja se pinche un dedo nos dejaremos la piel”.

(House mientras su equipo mira los testículos de un paciente que niega tomar esteroides): “Sus labios dicen que no y sus ciruelitas dicen que sí.”

(Un paciente explica al doctor House una operación que le han hecho): “Una historia fascinante ¿Ha pensado en adaptarla para el teatro?”

(Chase le pregunta a House si le gustaría que se entrometiera en su vida privada): “Pues no, por eso carezco de vida privada”.

(Un médico dice que si la enfermedad que sufre un niño sigue evolucionando quedará paralítico): “¡Qué horror! Menos mal que sólo vivirá una semana”.

(La directora del hospital dice a House que quiere que se ponga una bata): “Y yo quiero estar dos días metiéndome con alguien obscenamente más joven que tú”.

(Junto al quirófano, la amiga de una paciente pregunta a House si es buena señal que la operación haya sido muy corta): “O la intervención ha ido muy bien o se la han cepillado”.

(El equipo de House opina que un paciente debe dejar el hospital): “A no ser que me hayan declarado el cuarto miembro del eje del mal invadido y ocupado, esto sigue sin ser una democracia. Se queda”.

(Un hombre exige a House que cure a un paciente porque es su hermano): “Entiendo que le importe, así que nada de placebo, esta vez le daremos medicinas”

(Después de anunciar a una paciente que tiene un tumor de 12 kilos): “Alégrese, es el récord de la clínica”.

(Al final de una reunión con su equipo en la que discuten sobre un diagnóstico): “Ah, una cosa más: me dicen que despida a uno de vosotros esta semana. Nuevo jefe, cosas nuevas, ya sabéis”.

(House tiene que tomar la decisión de despedir a uno de sus médicos y Wilson le pregunta si tiene alguna idea): “¿Sobre qué, los planes de Sharon para Gaza?”

(Los médicos que atienden a un político deciden abrirle el cerebro): “Será difícil, lo sé, porque los políticos tienen la costumbre de no llevarlo puesto”.

(A un senador negro que teme no llegar a presidente si se rumorea que tiene sida): “Si le da igual, no llegará a ser presidente. No la llaman la Casa Blanca por el color de la pintura”.

(Discutiendo con Cameron sobre un paciente): “Ponle inmunoglobina ya. Si mejora gano yo; si muere, tú”.

(Una pareja joven dice a House que dan una dieta vegetariana a su bebé): “Matar de hambre a un bebé es malo. E ilegal en muchas culturas”.

(Cuando los servicios sociales acusan a un matrimonio de maltratar a su hija): “Estos padres no son maltratadores. Son idiotas”.

(Foreman y Chase se mofan de House porque se está escondiendo de Vogler): “No me gusta que los gorilas gritones y furiosos me intimiden violentamente”.

(Cameron apremia a House para que mire su busca que no para de sonar): “No es para tanto. Algo de una epidemia”.

(Cameron se fija en que lleva un bastón nuevo): “Sí, el de la tienda me dijo que adelgazaba: rayas verticales”.

(Wilson le pregunta quién es el hombre con el que está viendo un partido en la consulta): “Un paciente, tiene que volver al trabajo en cuanto salga del médico. Y yo también”.

(Cuddy pregunta a House por qué se tapa la cara para no mirarla): “Perdón, no se ven peras como esas entre los decanos de la medicina”.

(Los padres de un paciente se enfadan porque les ha hecho venir diciendo que su hijo había muerto): “Fue una mentira piadosa, créanme pronto morirá. Además, les he ahorrado el atasco de las doce”.

(House realiza un examen vaginal a Ramona, una anciana): “Ramona, que picarona. O se ha echado un novio de 19 años o uno de 80 que toma pastillitas azules”.

(Mientras visita a un joven aficionado a las prácticas masoquistas): “Como les digo a todos mis pacientes: simplemente digan ‘no’ a la estrangulación”.

(Un anciano llega a la consulta y le pregunta si es el doctor House): “Me parece que me voy a arrepentir, pero sí”.

(Stacy, el antiguo amor de House, le pregunta si creía que no se casaría): “No con alguien tan mal dotado. Tiene el páncreas hecho polvo”.

(Dirigiéndose a los alumnos de Medicina a los que está dando una lección): “La naturaleza de la medicina hace que si la cagas, alguien la palme”.

(Carmen Electra interpreta a un paciente imaginario de House y un alumno le pregunta si está fingiendo): “Está aquí para participar en mi fantasía, no porque sea Meryl Streep”.

(Los médicos dicen a House que puede que le amputen una pierna y él se niega en redondo): “Me gusta mi pierna, está conmigo desde que era un niño”.

(House brinda con el marido de Stacy, su ex mujer): “¡Por las mujeres! No se puede vivir con ellas. Ni matarlas y decir que se han ido de ‘strippers’ a Atlantic City”.

(Stacy apremia a House para actuar en contra de la opinión de Foreman, Chase y Cameron): “¿Y qué hacemos, tú pegas al negro y yo a la chiquilla? El australiano saldrá por piernas si la cosa se pone fea”.

(La directora del hospital va tras House para anunciarle algo): “¡No quiero acostarme contigo nunca más! La primera vez fue lamentable, porque seas mi jefa no utilizarás mi cuerpo”.

(House muestra a Cameron el vídeo de una operación. Junto al monitor hay una botella de whisky) “No mires la botella sospechosamente semivacía y mira la pantalla. Así entenderás por qué cobro tanta pasta”.

(House a la directora del hospital cuando ve que tiene un ayudante nuevo): “¿Para qué quieres un secretario, la agencia matrimonial no te funciona?”

(House se entera de que han asignado a otro doctor un caso que él quiere): “Bueno, no me gusta hablar mal de otros médicos, y menos de un borracho tan torpe.”

(House lleva al hospital a un condenado a muerte para ocuparse de su dolencia): “Tengo que dejarlo nuevecito para que el Estado se lo cepille.”

(Chase pregunta por qué es él quien tiene que ir a investigar a la prisión): “Como eres tan mono, los reclusos serán más cariñosos contigo.”

(Mientras hablan de la simpatía que inspiran los enfermos graves, Wilson le dice a House que él es cojo y no le cae bien a nadie): “No soy terminal, sólo patético, y no te imaginas las tropelías que me consienten”.

(House entra en el despacho de la directora del hospital) “¿Sigue siendo ilegal hacerle una autopsia a alguien vivo?”

(Wilson está en la consulta con una paciente y House quiere que salga): “¿Se muere? No, pues que espere”.

(Su equipo le pregunta por qué va a arriesgar la vida de una niña con una nueva operación): “Es que Wilson está pesado con darle otro año de vida para despedirse de su mamá. Debe ser tartamuda, la pobre”.

(Cuddy está muy preocupada por los síntomas que presenta un obrero que tuvo un accidente en su casa y House le dice): “Ojalá hubiese caído de cabeza, así no tendríamos esos síntomas”.

(Cuddy tiene a todo el equipo trabajando en el caso del obrero que se cayó desde su tejado): “Supongamos por un segundo que la Tierra no gira en torno al tejado de Cuddy ¿Y si estaba enfermo antes de su rifirrafe con la gravedad?”

(Al referirse a la relación entre Cuddy y House, Chase dice que son tan malos el uno con el otro que seguro que han hecho “cosas malas”): “Puedo ser malo con gente con quien no he follado, ya me conoces”.

(El equipo de House está tratando a un prestigioso doctor que se dedica a labores humanitarias): “Tratadlo como a cualquier otro paciente. Quiero ver ese solidario y desodorizado culo por la raja del camisón”.

(Foreman ha tratado a una paciente haciéndose pasar por House y dice que algún día los pillará): “Algún día morirá. ¿Seguro que no tiene cáncer?”

(House a un paciente al que están haciendo unas pruebas): “Enhorabuena, ha sido tumor”.

(El equipo habla con admiración de un médico que lucha contra la tuberculosis en África): “Ni siquiera es un médico de verdad, éste es un telemaratón con patas”.

(House, tras ver el expediente de un paciente que acaba de ingresar): ¿Usted es Taddy? Me encanta el nombre, si alguna vez tengo un perro…

(Wilson y House hablan sobre un paciente): Es negro ¿es porque está muy sucio o porque es de origen africano?

(El amigo de un enfermo que también sufre una erupción se niega a ir al hospital porque está muy ocupado): Dile que la erupción es carnívora, que su vida pende de un hilo y que el próximo plato del menú son sus pelotas.

(Stacy y House discuten sobre unos trámites que tienen que hacer) ¿Sabes? Nuestra relación iba mejor cuando nos acostábamos juntos ¿por qué dejamos de hacerlo, por tu marido?

(Stacy aparece con su marido, que ha estado enfermo, y House le dice): ¿Cómo va tu recuperación, ya manejas los músculos cortos?

(Mientras Chase hace una prueba a un paciente, éste pierde las fuerzas y empieza a babear): ¿Qué hace que a un tío se le caiga la baba? ¿Chase, ibas en pantalones cortos?

(Sobre un paciente del que han descubierto su enfermedad): Enhorabuena Chase, es cáncer. Aseadlo y que se lo quede oncología, la fiesta es suya.

(House está en casa de Stacy ayudándole a fregar los platos cuando de repente entra el marido y pregunta qué está pasando): “¡No es lo que parece! Parece que estamos fregando los platos pero en realidad estamos follando”.

(Foreman pregunta a House si ha leído la historia de un paciente): “La empecé, pero los personajes me parecían muy bidimensionales”.

(Stacy le dice a House que apenas ha dormido la noche pasada): “¿Y qué hacía Mark? Si no recuerdo mal, una ascensión al monte Gregory y te dormías cazando focas, aporreando y gritando”.

(Foreman llama por teléfono a House y le pregunta dónde está): “En casa de tu novia. Ignora los jadeos y los gritos”.

(House intenta abrir un bote de sus pastillas, cuyo cierre de seguridad se le resiste): “A prueba de niños ¿Cuántos niños le darán a la vicodina?”

(Wilson recrimina a House por colarse en el despacho del psiquiatra de Stacy, y le dice que a Nixon lo procesaron por eso): “¿Me estás diciendo que tampoco puedo practicar el sexo oral con las becarias?”

(House quiere que un cirujano opere a una paciente y le chantajea diciendo): “Si no la operas le diré a tu mujer que prácticamente andas por ahí con la bragueta abierta y un condón usado pegado al zapato”.

(Chase ha cometido un grave error y Stacy pregunta a House por qué no lo ha despedido): “Me gusta su pelito”.

(House ha descubierto una infección en una paciente): “Me encanta el olor a pus por la mañana. ¡Huele a victoria!”

(Chase está diagnosticando a una paciente): “¿Por qué no estarás tú al mando en vez de Foreman? A sí, eres el que mató a esa mujer”.

(House prohíbe practicar sexo a una joven que no demuestra tener muchas luces y ella le pregunta durante cuánto tiempo): “Por el bien de la especie, se lo prohibiría para siempre”.

(Están revisando la casa de una paciente y Cameron dice que tiene libros hasta en el baño): “O es muy lista o está estreñida”.

(Wilson llama a Stacy para que le pase con House, y le recrimina que nunca recarga su móvil): “¿Se recargan? Y yo comprándolos nuevos”.

(El equipo tiene que presionar a un enfermo para sacarle la verdad): “Tenéis que decirle que la diñará. Que no se lo diga Cameron, hay que desmoralizarlo”.

(Stacy cree que ella es la culpable de que sus relaciones de pareja acaben mal): “Sí, es culpa tuya. Etimológicamente Stacy significa arruina-relaciones”.

(House ha descubierto que los problemas de una paciente se deben al consumo de drogas y le dice a su marido): “Tardaremos una hora en darle el alta. Después podrá llevársela y divorciarse de ella”.

(Wilson le pregunta si tiene planeado decirle a Stacy que deje a su marido): “No sé, Cameron me lleva la agenda”.

(La hijita de una paciente pasa por el despacho de House y le pregunta si está triste): “No estoy triste, soy complicado. A las tías les gusta, pronto lo entenderás”.

(Los médicos creen que una paciente que se está sometiendo a un tratamiento de fertilidad podría tener un cáncer): “Ecografiadle el útero, a ver si ahí dentro está creciendo algo que no tome biberón”.

(Cuddy pregunta a House si firmó un documento haciéndose pasar por ella): “Sí, ve eligiendo con qué fusta me castigas”.

(El equipo busca tóxicos en la sangre de un paciente que tiene muchas infecciones): “Podría tener la Armada Invencible en su torrente sanguíneo y no la veríamos hasta que disparara los cañones”.

(House se quiere vengar de un colega y asiste a una conferencia suya en la que habla de un estudio que acaba de publicar): “Yo creo que publicar estudios debe ser la forma más fácil de que una farmacéutica te la chupe”.

(Un médico acusa a House de tirar por tierra su ensayo clínico porque mandó un e-mail a la farmacéutica criticándolo): “No sé por qué la gente lee los e-mails, el botón de borrar está tan a mano… ”

(Los médicos dudan de que los pechos de una joven modelo sean naturales y House apuesta): “Dos horas de consulta a que esas peritas son obra de Nuestro Señor”.

(Se presenta un nuevo caso y House llama a los miembros de su equipo): “Cameron, Chase y el moreno ¿Foreman verdad?”

(Cameron está indignada y le pregunta ¿Vamos a dejar a un pederasta en la misma habitación que su hija?): “Tiene ventanas”

(House ha anunciado a una paciente su próxima operación): “Te cortaremos los huevos, verás que bien.”

(El equipo está discutiendo los síntomas de un paciente): “Una enfermedad que ataca al cerebro, al corazón y a los testículos ¿no será un poema de Byron?”

(Un joven paciente le está contando que siente atracción física por las vacas): “Haz el amor, no el filete. Qué bonito”.

(Un paciente que posiblemente tiene una enfermedad venérea le dice a House que ya sabe lo que es el amor): “¿Un cierto alborozo en los calzoncillos?”

(Buscan un donante de órganos y Cameron le trae la lista de las personas que han fallecido): “Si realmente te preocuparas por mí me habrías conseguido más cadáveres”.

(Wilson, que se ha peleado con su mujer, le pregunta a House si ya le está echando de su casa cuando sólo lleva un día): “¿Deberíamos ir antes al psicólogo?”

(Los médicos cuentan a House que el paciente asegura que todos sus síntomas están en la garganta): “Y como la mayoría de los pacientes no diferencian el cúbito del ano, supongo que éste no distingue entre ahogarse y asfixiarse”.

(Wilson está viendo la tele y le pregunta por qué se ha abonado toda la temporada a un programa de bricolaje): “Para ver a ese gilipollas trabajando con sierras y taladros. Más suspense, imposible”.

(Al entrar en su casa pregunta con cara de asco a qué huele y Wilson le contesta que a pimientos rellenos): “¿Rellenos de qué, de mierda?”

(Según Cameron, el novio de una joven aislada en una burbuja asegura que la protegió mientras tenían relaciones sexuales a escondidas): “¿Qué es lo que hizo para protegerla, sacarse brillo al nabo?”

(House ha tenido a Wilson horas esperando en la puerta de casa haciéndole creer que estaba con una mujer y al entrar ve que está solo): “Necesito mucha estimulación. Yo no me masturbo, me hago el amor. “

(Wilson está enfadado porque House le hace la vida imposible en casa): “Si tienes algún problema conmigo, atájalo. ¡Hazme alguna putada, hombre!”

(Un joven le cuenta que se medicó para no echarle gérmenes a su novia, que está en asilamiento por alergias): “Ese es el inconveniente del sexo entre adolescentes: la idiotez”

(Chase está ligando con una chica en una fiesta del hospital y le interrumpe House): ¿Qué, cómo va esa fisura en el ano, está mejor o sigue supurando?)

(Los padres de un paciente le preguntan si la doctora Cuddy tardará mucho en llegar): Con tantos mojitos que se está plimplando en la fiesta calculo que tardará tres horas en recobrar la consciencia.

(Mientras juega al póquer, Wilson se asombra de que House haya adivinado las cartas que lleva): Con jotas o más tu voz suena como si tuvieras a Debbie de administración debajo de tu mesa.

(La doctora Cuddy dice que los padres de un niño están hechos una furia y House le explica) Los padres están enfadados porque el chico se está muriendo, es comprensible. Pero si no se muere, se les pasará el enfado.

(Cameron cree que mantener despierta a una paciente con insomnio es una tortura): “Como clavarle clavos en los pies. Pero puedes hacerlo si llevas una bata de médico”.

(El equipo de House entra para informarle del estado de una paciente y Cameron anuncia: tenemos rectorragia): “¿Los tres?”

(La paciente le pregunta a House si tiene la peste): “Tranquila, es tratable. Lo de ser una puta no, con eso no podemos hacer nada”.

(Los médicos le dicen que para hacer una colonoscopia hay que sedar al paciente): “¿Por qué, por el dolor?”

(Los médicos le cuentan a House el caso de un paciente que habla con Dios): “Si hablas con Dios eres religioso. Si Dios habla contigo, eres sicótico”.

(Al padre de un adolescente que no quiere operarse): “Si deja que el niño palme a los 15 años no tendrá que comprarle un coche nuevo a los 16″.

(Tras descubrir un herpes en un chico que parece un santo): “Tranquilo, un par de avemarías, un poco de aclicovir, y a cepillarte feligresas otra vez”.

(Los médicos se quedan extrañados porque House se digna a hablar con un paciente): “Dios habla con él. Sería una arrogancia creerme mejor que Dios”.

(Llaga un policía con una herida de bala y Cameron pregunta si le han disparado): “No, se la han puesto en la sopa.”

(Cameron pregunta si el paciente puede tener intoxicación por CO al aire libre): “Sí, por esos cabrones que no ratificaron Kyoto”.

(Foreman trata de humillar a un paciente que es policía. House quiere saber por qué se comporta así): “De la humillación se obtiene placer. Quiero saber si era rabia negra reprimida o mera confusión”.

(House dispara a un cadáver para hacer una comprobación y Cuddy no se imagina la retorcida lógica que le ha movido a hacerlo): “Pues porque si llega a estar vivo hay que hacer más papeleo”.

(Wilson le pregunta si le va a hacer la autopsia a una rata todavía viva): “En cuanto enferme es posible que reciba un golpe con un objeto en forma de bastón”.

(Los signos de la enfermedad de Foreman avanzan y House le dice): “Una pregunta filosófica ¿cómo quieres morir?”

(House irrumpe en el despacho de Cuddy con el padre de Foreman, que es negro, y ella exclama ¡Qué es esto!): “No es qué, es quién. Ya tienen derecho al voto”.

(Buscan diferencias entre el paciente que ha muerto y Foreman. Cameron dice que él es negro): “¡¿Qué?! Y yo que creía que era un lunar”.

(House le pide a Chase que haga una prueba a una paciente): “Foreman sigue en Barrio Sésamo y Cameron es una chica, los rollos mecánicos…”

(House pregunta a su equipo por el caso de una madre que ha sufrido una crisis): “A ver ¿qué causa crisis, hipercalcemia y que mamá parezca la niña del Exorcista?”

(House está intentando sacar de sus casillas a Foreman pero él no se inmuta): “Te haré reaccionar a palos, negro de mierda.”

(House habla con Wilson porque está preocupado por si Cuddy está enferma): “Es mi jefa. Si está enferma, el hospital puede echarla, sobre todo si casca. Tendría que aprender a manipular al nuevo.”

(House y Cuddy discuten sobre los genes de un donante de esperma para Caddy, que a House le parece pedante por su historial): “La pedantería es hereditaria. Aunque no hayan encontrado el gen”.

(Cuddy le pregunta a House si le ha guardado el secreto de su búsqueda de donante de semen): “Guardar secretos se me da muy bien. Nunca le he dicho a nadie que Wilson se mea en la cama”.

(House lleva al hospital al candidato a donante de semen, cuyos datos son confidenciales, y Cuddy le pregunta cómo lo ha hecho): “Busqué pedorro en la base de datos”.

(House le está poniendo una inyección a Cuddy): “Me estaba imaginando cómo sería tu madre. Tu padre debió fijarse en ella con fines reproductivos”.

(House habla con Wilson de lo que le dijo la esposa de un paciente): “Si mi percepción está alterada, mi discernimiento también ¿Y si su mujer me dijo que al paciente le había mordido un leproso vietnamita leproso?”.

(Algo ha pasado durante la operación de House que Cuddy no le quiere contar): “Se lo sacaré con un par de hostias al cirujano.”

(El hombre que le ha disparado le pregunta si no le preocupa estar vivo o muerto): “Me preocupo porque estoy vivo. Muerto no me preocuparía”.

(House desconfía de una paciente porque cree que finge una parálisis y se acerca de nuevo a ella tras quemarle un pie): “Tranquila, no voy a quemarla otra vez ¡¡Voy a apuñalarla con esto!!”

(Cameron está muy sorprendida porque House la ha invitado a tomar una copa y le pregunta si lo dice en serio): “Yo bebo, tu bebes… podríamos hacerlo a la vez, en la misma mesa.”

(House asegura a Cuddy que puede curar a un paciente paralítico): “El tío volverá a tirarse a su mujer, a abrazar a su hijo… Espero que no se lo monte al revés, sería una pena que curase a un pedófilo”.

(House irrumpe en el quirófano mientras operan a una chica y le enseña algo al cirujano): “Esto no es un dedo gordo sexi ¿A que no se lo chuparías?”

(El equipo de House va descartando posibles enfermedades en el caso del niño que cree haber sido abducido): “Pues es un OSNI: ojete sangrante no identificado”.

(House tiene un monitor de poca definición para ver las ecografías y van a otro despacho donde hay uno de alta definición): “Esto ya es otro nivel. Foreman, tienes que robar esto para mí”.

(Cuddy se acerca y le pregunta qué le pasa en la pierna): “Dime tú qué te pasa en las peras, ¡qué firmeza!”

(Wilson trata de convencer a House de que le ocultaron su éxito con el último paciente para que no se crea Dios): “Dios no cojea”.

(El equipo habla del paciente que se niega a someterse a más tratamientos): “Vamos, es viejo, pequeñín, está malito. Podemos hacerle lo que queramos”.

(House cambia de parecer y su paciente le pregunta si tiene palabra): “Pues no. Para que le voy a engañar”.

(El paciente está harto de que le haga pruebas sin su consentimiento y le dice: ¡Lárguese!): “Bueno, vale, no me achuche ¿No ve que soy cojito?”

(Un hombre llega a la consulta con síntomas de catarro acompañado por su hija): “Fiebre, dolor, debilidad, pérdida del apetito… ¿ha practicado sexo anal con algún heroinómano hace poco?”

(Van a hacer pruebas a un niño porque gritó. A Foreman le parece absurdo y pregunta si también harán pruebas a una chica que gritó cuando él se la tiró): “¡Claro que no! Ni que fuéramos veterinarios”.

(Chase dice que los padres no beben ni dopan al niño) “¿Y cómo lo sabes? El niño no habla. Acepté el caso porque no puede destriparnos el final”.

(House se aleja de una chica que le persigue porque es menor y ella le dice que en Isalandia la edad legal es a los 14): “Me sorprende que el turismo no los desborde”.

(Cuddy habla con House de la chica que lo persigue y le dice que también la acosó a ella, que se lo haría con un invertebrado): “Vamos, no estás tan mal”.

(House no quiere que Wilson se enrolle con una enfermera y le enumera sus fracasos sentimentales): “¿Cuántas relaciones fallidas tendré que aguantarte hasta que aprendas a amarte a ti mismo? Literalmente hablando, claro”.

(Su equipo le dice que un paciente quiere que le hagan una biopsia a él en lugar de a su mujer): “Mira que bien. Abridle la cabeza a ese gilipollas y cortadle una loncha”.

(Un paciente le dice que tiene que hacerle un análisis): “Lo siento, este mes no puedo hacer más pruebas inútiles a más idiotas”.

(House fuerza la taquilla de una enfermera y Chase exclama que ese día todavía no había cometido ningún delito): “Tranqui, el negro es el sospechoso”.

(El policía que persigue a House dice que vino a informar a su jefa de la detención y que la gente inocente no lo oculta): “¿Lo sabe por sus años de experiencia deteniendo inocentes?”

(Un paciente muy obeso que todavía no han diagnosticado quiere que le den el alta): “Claro, para conocer gente, comérsela…”

(El paciente obeso dice: “Usted debe ser el doctor House”): “Y usted debe ser un ‘mantecato’, de los gordos”.

(Un hombre le dice que le duele el brazo porque duerme sobre él pero no pude dormir en otra postura. Se queda de piedra cuando House le sugiere amputárselo): “¡Es el izquierdo! Ya sabe, hay que dormir”.

(Wilson se asombra porque House cuenta un secreto personal a un hombre que ha despertado de un coma): “¿Qué más da? Mañana será una mata de habas sin seso”.

(Cuddy está indignada porque House quiere experimentar con un paciente y ella no está dispuesta a que sufra su familia): “Buenas noticias: su única familia está arriba muriéndose”.

(Un hombre que ha despertado después de 10 años en coma le dice que necesita ropa): “No se preocupe, ahora usamos prendas reciclables: cuando te las quitas te las comes”.

(El hombre que ha despertado del coma quiere conducir el coche de Wilson y él se preocupa): “Le hemos puesto de drogas hasta las orejas. Tiene más reflejos que Fernando Alonso.”

(House sabe qué le pasa a un enfermo pero no se lo dice al equipo y les reta a que lo adivinen. Ellos le pregunta si está jugando): “Si tengo razón, seguirá vivo. Si no, es que es un juego muy cruel”.

(House le dice a Foreman que deje a la enfermera con la que sale): “Necesitas una tía distante, calculadora, ambiciosa. Como tú pero con falda”.

(House le inocula virus a un paciente con un spray): “Ah, y esta prueba aún no está aprobada por Sanidad. Guardaremos el secreto ¿vale?”

(Cameron le dice cuando entra con un bastón diferente: ¡Menudo bastón!): “¿De cuál de ellos me hablas?”

(House juguetea con un puntero láser y le dice a Cuddy): “Con esto he quedado segundo en el concurso semanal de la cosa más rara extraída de un orificio. Y no quieras saber lo que ha quedado primero: rima con ampolla”.

(House entra en la habitación donde están los padres divorciados de una niña que no se ponen de acuerdo sobre su operación): “Perdón. Así que quieren que su hija se muera. Por unos cuantos dólares, puedo rematarla”.

(Por llevar la contraria al padre, la madre de la niña enferma dice que operarla puede ser peligroso): “Y tener una madre tonta”.

(Chase quiere darle explicaciones a House y le pregunta si puede hablar con él): “O me has vendido y quieres la absolución o no y quieres que te aplauda. En cualquier caso, no me interesa”.

(House entra en su despacho y se encuentra al inspector Tritter que le dice: “Feliz Navidad”): “Y próspero vete al cuerno”.

(House habla con una mujer enana): “Su marido ¿era fetichista o se enamoró de las largas piernas de su alma?”

(House le hace muchas preguntas a la mujer enana sobre su relación con su marido, que era de talla normal, y ella le pregunta si es fetichista): “No, pero siento curiosidad por la logística. ¿Su marido la subía a una mesa o a algo?”

(La mujer enana ve a House tomando una pastilla de Vicodina)
La mujer enana: “¿Usted se droga?”
House: “Sí, en ocasiones veo enanitas”.

(House va en busca de vicodina a otro hospital y el doctor que le atiende, que no se la quiere dar, le pregunta si es médico): “No según el protocolo de esta clínica, porque no soy un capullo ni un loro subnormal”.

(Un paciente empieza a ver todo azul”): “Ver azul es un efecto secundario de la viagra, según el prospecto. Me da por leerlos, como soy médico…”

(Cameron asegura que el bombero que está ingresado no toma viagra): “¿Cómo te va a decir a ti que toma viagra? Estará enfermo, pero seguro que quiere enseñarte su manguera”.

(El teléfono de House suena mientras está en el juicio, le llama su equipo): “Os tengo dicho que no me llaméis cuando me estén juzgando”.

(Cameron le dice a House que se ha enterado de que le ha pedido perdón a Wilson): “El mono. No sabía lo que decía”.

(Un paciente corre gritando por el pasillo y el farmacéutico le pregunta a House si le da un calmante): “No, estoy servido. Gracias”.

(House se mete unas pastillas en la boca y Cuddy le pregunta indignada si es vicodina): “Caramelos de menta. Creía que ibas a besarme”.

(Cuddy amenaza a House con que si no pasa consulta, va a la cárcel): “Y luego será: acaba el papeleo o vas a la cárcel, trabaja o vas a la cárcel… Chica, prefiero ir a la cárcel”.

(House hace que un paciente se baje la lengua con una espátula para hacerle un revisión. Él le pregunta por qué tiene que metérsela él mismo): “Es que soy cojo”.

(House hace que un estudiante se tome el pulso)
House: “¿Cuánto?”
Estudiante: “26″.
House: “O has cateado matemáticas o te quedan dos afeitados”.
Estudiante:…
House: “Vale, eres de letras.”

(El hospital ha cedido la plaza de parking de House a una doctora inválida y él va a verla): “Pórtate como una caballera y devuélveme mi plaza”

(Cameron le pregunta si es capaz de ir una semana en silla de ruedas para conseguir la plaza de garaje): “Es mejor que cortarme las piernas.”

(House explica cómo va su vida desde que decidió usar una silla de ruedas): “Cuesta más asomarse al escote de Cuddy, aunque la perspectiva de su culo ha mejorado mucho”.

(Foreman decide hacerle una prueba a un paciente aprovechando que no están sus padres, que no dejan que se acerque a él): “¡Me gusta ese negro, tiene coraje!”

(House le dice a Foreman que la paciente a la que está curando, que es judía, le está mintiendo): “Mataron a Nuestro Señor ¿te fías de ellos?”

(Una paciente le dice que los chicos no pueden abrazarla mucho rato porque se acalora): “A mí las chicas no pueden abrazarme mucho rato porque les pago una hora”.

(House va a ver a Cuddy cuando ella está con una cita que ha conocido por Internet y cuando se va le dice): “¡¡Parece mucho más majo que el de damiennecesitafigurapaterna.com!!”

(Cameron acorrala a House para que la bese y además le dice que a él le gusta): “No quiero que te mueras sin catar mis labios. Ninguna mujer debería morirse sin catarlos”.

(Cameron trata de robarle una muestra de sangre a House y él lo evita): “Si quieres una muestra de semen, vuelve sin jeringa”.

(Chase cree que House se va a morir y va a darle un abrazo): “Si tienes pensado tocarme el culo, no empieces lo que no puedas acabar”.

(Cuddy se ofrece para ayudar a House. Él la abraza y le toca el culo): “Un pequeño magreo para el hombre. Un gran culo para la humanidad”.

(Un paciente que es soldado dice que no ha estado con una mujer en un año y House no se lo cree): “¿Cuándo se ha visto que un marine se pase un año sin afilar la bayoneta?”

(Cuddy se irrita porque ve a House tomándose dos vicodinas): “No, son antidepresivos. Me han dicho que me los tome cuando te vea llegar”.

(House y Cameron están discutiendo y él la amenaza): “Tengo una vejiga llena y sé cómo usarla”.

(Un paciente se despierta en el quirófano en una situación crítica, se le han paralizado las piernas. House se dirige a él): “John, vamos a averiguar qué le pasa, pero antes necesito saber una cosa ¿alguna vez ha aparecido en películas porno?”

(Cuddy pregunta si Chase está saliendo con Cameron): “Salir no sé, pero que se la mete en el escobero, no lo dudes”.

(Cuddy está con el equipo haciendo el diferencial de una paciente y ellos no están de acuerdo con lo que dice): “¡Ahí va! Ni los lameculos están contigo, andas más errada de lo que creía”.

(Foreman pregunta si es verdad que Cameron sale con Chase): “Ten paciencia, está pasando por todos, ya le entrará la fiebre de la selva”.

(House aparece en el hospital y Cameron le dice que creía que se iba de vacaciones): “Tenía que salvar el rotundo culo de tu jefa”.

(House está en el aeropuerto y una niña que está en brazos de su madre no para de llorar): “Déle 20 gramos de antiestamínico, puede salvarle la vida porque si no se calla, la mato”.

(House hace un diferencial en un avión con un pasajero enfermo y un niño le pregunta ¿Qué es eso de postura extensora?): “Es cuando te sodomiza un primo del cura”.

(House opina que un hombre que se ha puesto a morir en un avión lleva cocaína dentro. Cuddy le pregunta si cree que es un camello): “No, creo que es un asno”.

(House descubre que el pasajero que está enfermo a bordo se morirá por la altura. La azafata tiene que pedir a los pilotos que desciendan): “Dígales que bajen hasta que podamos matar bebés de foca con las alas”.

(Wilson le pregunta por qué no quiere ir al teatro si tiene dos entradas): “Sólo voy al teatro si me obliga una mujer a la que quiero ver desnuda”.

(Cuddy se asombra del comportamiento esquivo de Wilson y pregunta qué le pasa) “Anda algo nervioso. Le he mandado flores”.

(House entra en una guardería y le pregunta a una niña): “¿Tienes pelos en tu cosita de hacer pis?”

(House obliga a Cameron, Foreman y Chase a hacer varias pruebas inútiles a la paciente): “No encontrareis nada pero me dejareis solo. Hay mucho piolvo acumulándose en lnternet y no se baja solo”.

(La ex mujer de Wilson le cuenta como siempre le hacía sentirse segura): “¿Acabas de comparar a Wilson con un tampón?”

(La ex mujer de Wilson le grita que nunca le cayó bien): “Vaya, con lo cara que me costó tu cubertería”.

(House habla sobre la edad del perro de Wilson, que tiene 17 años): “¡Qué bárbaro, son unos 120 años humanos!… ¿Por qué no se muere?”

(Wilson y Cuddy discuten sobre un caso y preguntan opinión a House): “Wilson lleva razón, Foreman no, y tu blusa es muy descocada para tu cargo”.

(House va a una tienda a escoger un bastón nuevo y le ofrecen uno hecho de pene de toro que House descarta): “Los bastones de pene son un crimen”.

(House hablando con los padres del paciente): “Esto no es una tienda: ni reclamaciones ni devoluciones… ¿Alguna pregunta más mientras su hijo se apaga?”

House comenta a Wilson la posibilidad de un nuevo fichaje para su equipo): “Y si contratase a un nutrólogo en lugar de un neurólogo… suena casi igual”.

(Wilson y House discuten por qué bostezan y de pronto House bosteza): “Perdona, bostezo porque intento demostrar aburrimiento”.

(House pasando consulta. El paciente le dice que está ahí por sus excrementos): “Todos la cagamos”.

(Chase pregunta a House que por úé se va Foreman y House responde tajante e irónico): “Porque quiere criar yamas”.

(House escucha el caso del chico que se pelea): “Un chico original. La gente se pelea por perder. Hay que ser creativo para zumbarse con alguien al que acabas de ganar”.

(House interrumpe a Foreman cuando diagnostica): “Espera, estoy disfrutando del momento…ésta podría ser la última vez que sugirieras erróneamente un tumor en la glándula adrenal”.

(House despues de escuchar la opinión de Chase y Cameron, hecha en falta la de Foreman): “Me he mareado. Me la esperaba por aquí, le tocaba cagarla a él”.

(A Foreman le suena el busca, y House pregunta): “¿Es Cuddy? Pitaba como un culo bonito”.

(House habla sobre la paciente que fue rescatada en alta mar):”Como dice el refrán..quien quiera peces, que se moje el culo”.

(Chase le dice a House que le demuestre a Foreman que le importa): “Foreman no es el único donuts de chocolate de la caja”.

(Un cirujano le dice a House que porque quiere mirar debajo del corazón en plena operación): “Porque no encuentro las llaves”.

(Wilson le dice a House que ha dejado a otro paciente satisfecho y House responde): ” Uno más y me llevo un juego de cuchillos”.

(Cuddy le presenta un caso a House y éste le contesta): “Pues lo de los huesos rotos… ¿a ver si va a ser porque el edificio se le cayó encima?”

(House y Cuddy hablan de contratar un nuevo equipo): “¿Voy a contratar un equipo por 10 minutos de entrevista? ¿Y si luego no me gusta tirármelos?”

(Wilson habla con House del secuestro de su guitarra): “Yo no la tengo, pero antes he oído unos acordes plañideros que salían de debajo del sofá.”

(House a Cuddy): “¿A quién voy a creer: a la bola 8 o a una mujer que si confiara en sus ideas no llevaría ese escotazo?”

(House le pregunta a Wilson como hacer una prueba a un paciente con métodos no tradicionales y éste le contesta): “¿Y quieres que comparta las técnicas secretas de escaner que aprendí en Nepal? Los monjes me hicieron jurar silencio hasta la muerte.”

(Uno de los candidatos le pregunta a House si es ateo): “Sólo en Navidad y en Semana Santa. El resto me la trae floja.”

(House a Cuddy sobre una paciente que se va a aumentar el pecho): “¿Condenarías a esta mujer a vivir con la gente mirándola a la cara al hablar con ella?”

(Los candidatos llaman a House porque la paciente se ha encerrado y se plantean tirar abajo la puerta): “¿Y me llamáis a mí que además de cojo no tengo mano izquierda?”

(House hablando con Wilson sobre un paciente): “Si quieres irte al otro barrio, ¿por qué escoger la electricidad? Te pegas un tiro, te tiras por la ventana, te entierras vivo en el canalillo de Cuddy…”

(Wilson está hablando con House, quien no le hace caso): “Me gusta lo del trabajo en equipo, la colaboración… pero, sinceramente… no creo que la lluvia en Sevilla sea una maravilla.”

(House para dividir a los aspirantes en dos grupos): “Si los órganos sexuales os cuelgan, sois los Confederados. Y si son agradablemente confortables, sois los yankis.”

(House a Cuddy): “Quería que me riñeras hoy porque me mola mucho tu escote y así estaré más distraído mientras.”

(Los aspirantes están desenterrando un cadáver en el cementerio y oyen un ruido. Uno de ellos dice): “Si es un poli, huimos. Si es un segurata le zurramos.”

(House le pide a los aspirantes que hagan muchas pruebas a un paciente y estos no ssaben por donde empezar): “Empezad por la amiloidosis y terminad por la … eemmm… zetamiloidosis.”

(House va a vanagloriarse y a chulearse ante Wilson. Éste ironiza): “Y ahora estás aplaudiéndote con las orejas, ¿no?”

(Uno de los apirantes protesta porque la paciente ha querido manosearlo. House le dice): “¿Y no podías dejar que te tocase el nabo y acabar la prueba?”

(Cuddy le dice a House que Foreman será sus ojos y sus oídos y que no podrá hacer nada sin su conocimiento, a lo que House contesta): “Y, por si las necesito, ¿dónde va a guardar el doctor Foreman mis pelotas?”

(Wilson le habla a House de un estudio sueco que ha leído y House dice): “Un país con tanta precocidad sexual y una tasa de suicidios tan alta no está bien de la azotea”.

(Cuddy le reprocha a House que quiera inducirle fiebre a su paciente. House replica): “A no ser que quieras meterte con él en el baño en camiseta. Necesito otra forma de calentarlo o la ‘diña’”.

(House grita en la cafetería que la mahonesa está mala. Foreman intenta tranquilizar a la gente diciendo que la mahonesa está bien y que es médico. House dice): “¡Por correo! He visto su título, pone universidad con hache”.

(Los aspirantes comentan a House un caso de un varón de 68 años. House corta): “Bah, ya ha vivido bastante, otra pensión que no hay que pagar. ¡Otro!”

(Los aspirantes y Foreman no saben qué hacer y se preguntan qué haría House. Uno dice): “Empastillarse, insultarnos y engañar a la paciente”.

(Wilson no se cree que House esté en la CIA): “O estás tirado desnudo con un bote vacío de vicodina, o te ha dado un telele desnudo ante el ordenador con un bote vacío de Viagra. Acláramelo, porque Chase ha montado otra apuesta”.

(Los aspirantes le dicen a House que curaron la polio con vitamina C. House dice): “Yo una vez curé una depresión con tónica. Aunque creo que la rebajé con ginebra”.

(Cuddy pregunta a House si cree que le gusta que le graben mirándole el culo y cuestionando su vestuario. House dice) “¿Prefieres que mire tu vestuario y cuestione tu culo?”

(House no deja entrar a los cámaras mientras habla con Cuddy. Al salir, dice) “Disculpen, era privado. Se hace el bigote una vez al mes y a veces le crecen para dentro unos pelillos que…”

(Uno de los aspirantes explica a House algo plagado de términos técnicos. House dice) “¿Acabas de insultarme en esperanto?”

(Después de ver el documental donde presentan a House como un médico generoso y altruista, House dice) “No volveré a fiarme ni de las películas de Michael Moore”.

(House pregunta a un aspirante si Cuddy vuelve a tener marcha, él contesta que sería descortés comentarlo. House replica): “Me has traído sus bragas. La galantería está de más a estas alturas”

(Los aspirantes le reprochan a House que se haya arriesgado poniéndose sangre que podría ser mortal. House contesta): “Suelo ponerle la sangre mortal a Foreman, pero soy el único del grupo AB”.

(House imita a un mago mientras opera a su paciente): “Damas y caballeros, no tengo nada en las manos, ni nada en las mangas… Tengo una cosa en los pantalones, pero no me va a servir para este truco en concreto”.

(Cuddy niega que no lleve bragas. House dice): “Venga ya, esa falda que llevas no tiene secretos, se te ve hasta el DIU!”

(Una paciente va a la consulta de House con un problema en un pie y él le dice): ‘No se malgasta el tiempo de un médico por una ampolla. El tiempo de un médico se malgasta con cosas más importantes como los miasmas que le brotan de la boca’.

(Allison besa a House intentando distraerle para extraerle sangre. Él dice): ‘No quiero que te mueras sin catar mis labios, ninguna mujer debería morirse sin catarlos… Si quieres una muestra de semen, vuelve sin jeringa’.

(Robert, sabiendo que House va a morir, dice que va a darle un abrazo): ‘Si tienes pensado tocarme el culo no empieces lo que no… puedas acabar’.

(House se presenta por la noche en casa de la doctora Cuddy y ella le reprocha que estaba durmiendo, son más de las doce): ‘El teléfono te hubiera despertado igual. Pero por teléfono no puedo ver qué llevas…’

(House habla con el Dr. Wilson sobre la mentira): ‘Se me ocurre una metáfora: La mentira es como un niño, da trabajo pero compensa porque depende de él’.

(Comentando los hábitos sexuales de una paciente): ‘Las venéreas no son el único riesgo del sexo. Lo peor de acostarte con extraños es lo extraños que son’.

(House habla de la navidad y los regalos del ‘amigo invisible’): ‘La idea de escoger un momento del año para enrollarse con los demás es obscena, así que lo que haces es validar la idea de ser unos cabrones el resto del año’.

(House habla con Wilson de los regalos de navidad): ‘Los regalos demuestran lo poco que sabemos sobre una persona y nada cabrea más a alguien que ver que se tiene un concepto erróneo de él’.

(Comentando que han quitado la TV por cable en las habitaciones de los pacientes): ‘Qué mal camino llevamos. Hoy les negamos el porno y mañana las vendas…’

(Después de ver cómo el compañero de la psiquiatra interpretada por Mira Sorvino, bebe su pis para detectar una enfermedad, House puntualiza): ‘Caca, culo, pedo, pis’.

(Cuando la psiquiatra atrapada en el Polo Sur le pregunta a su compañero si se siente capaz de enderezarle el dedo que tiene roto, el Dr. House dice): ‘Te ha taladrado el cráneo después de beberse tu pis, ¡es muy mañoso!’

(A House parece gustarle su paciente): ‘¿Tu teoría es que porque me importaba, le permití dejarse los calcetines? Si eso es amor, que se enamore tu abuela’.

(Sobre una paciente judía): ‘La religión es un síntoma de creencia irracional y esperanza infundada’.

‘La gente no cambia. Por ejemplo, yo sigo diciendo: la gente no cambia. Los alcohólicos siguen siendo alcohólicos, si no vuelven a beber en su vida es porque se mueren antes’.

(Hablando de la novia de Wilson): ‘Te gusta su personalidad, que sea maquiavélica y que no le importen las consecuencias. Te gusta que humille a la gente si le conviene. ¡Ay Dios mío, te acuestas conmigo!’

(Comentando su amistad, y sus consejos, con el Dr. Wilson): ‘Sacrifico una cobaya, sacrifico una mosca, sacrifico cien pavos apostando en el hipódromo… pero yo no me sacrifico’.

(Comentando la relación de Wilson con Amber): ‘Deseo lo mejor para ellos y para sus hijos trágicamente deformes’.

(House propone a Amber cómo compartir a su novio con él): ‘Custodia compartida. Necesita una figura materna, no digo que no tengas derecho a estar con él, sólo digo, que yo también. Te propongo un día sí y otro no y un finde sí y otro no’.

(A la doctora Cuddy): ‘Con esa blusa pareces una prostituta afgana’.

(House quiere confirmar su tratado con la novia de Wilson): ‘Si quieres que la gente conduzca mejor, quita los airbags y pon un machete apuntando al cuello, nadie pasará de diez por hora’.

(Hablando con el protagonista de su culebrón preferido): ‘Me da igual que usted se muera, pero si Brock Sterling (personaje que interpreta el actor) muere, Anna nunca sabrá que es el padre del bebé de Marie’.

(House le dice al actor Evan Green): ‘Lo he raptado, ¿y le sorprende que lo engañe?’

(Wilson quiere comprar un colchón con Amber): ‘Todo será entre ella y el mísero vendedor que se le ponga a tiro. Va a mentir, robar y traficar con tus gónadas para conseguir lo que quiera. Vas a acabar humillado, llevándole el bolso y yendo a dormir’.

(Intentando sacarle una televisión a Cuddy): ‘Quieres algo, o me suplicas, o negocias’.

(House asegura a Wilson): ‘Créeme, quiero hacerle un montón de porquerías humillantes a tu novia’.

(Intentando emular al protagonista de la película ‘Viaje alucinante al fondo de la mente’): ‘He recordado lo viejo que soy, debo dar un tiempo de transición a mi cerebro para comunicarme con mi simio interior’.

(La enfermera que le cuida le pregunta si ha cogido su móvil): ‘Mi colon lo ha cogido, estoy negociando su liberación’.

(House recrimina a la Dr. Cuddy): ‘La otra enfermera siempre me arropaba. ¿Te preocupas por mí?’

(Riñendo con el Dr. Foreman): ‘Sí, lo entendemos, el corazón no late, eso dificulta el diagnóstico, lo bueno es que no se va a morir mientras te quejas. ¿Qué más?’

(Cuando le preguntan si hay algo oculto con Amber que no ha podido contar): ‘¿Vienes en nombre de Mujeriegos Anónimos?’

(House recrimina a la Dra. 13): ‘Una muñeca hinflable sería más útil que tú. Y es la primera vez que hablo mal de las muñecas hinflables’.

(Le dice a Wilson): ‘Si tuviera cerebro, no sería camarero’.

(House juega a un videojuego y Cuddy le pregunta si va a ir a hablar con Wilson): ‘Se ha ido dos meses. Puede esperar hasta que acabe de matar a un tío con casco y leotardos’.

(Dr. Foreman le dice a House que ha llamado Patty Michener. La de los derechos de la mujer): ‘La conozco. Salí con ella. Bueno, no es que saliera con ella… más metafóricamente la violé por tener pene’.

(Wilson le dice que necesita un cambio de escenario): ‘¡Pues cómprate un Ficus!’

House: ‘Casi morir no cambia nada. Morir lo cambia todo’.

O’shea: ¿Cuántas pastillas te has tomado?
House: Vicodina, opiáceos, algo de B-12. Un empujocito por las tardes ¿Tienes algun reparo? Creo que me estoy enamorando.

House: ‘¿Tienes alguna objeción ética a lo que hago que puedas expresar de un modo que llegue a hacerme pensar que me equivoco aunque no lo admitiré?’

House: ‘El lóbulo temporal controla el habla, el oido y la memoria. Si pierde todo eso, será la mujer ideal, pero por lo demas…’

House: ¡Dilo!
Foreman: Tenías razón.
House: ¡Dios! ¡Qué bueno soy!

1 comentario:

Jorge dijo...

Divertida reseña me hizo recordar al dr. House, serie que volví a ver en 8 semanas todos sus capitulos.