15 dic. 2014

Homenaje a Glenn Miller

Un día como hoy de 1944 es la fecha oficial de la muerte de Glenn Miller, pero con los años el fallecimiento del músico es todo un misterio.

Nacido en Iowa el 1 de marzo de 1904, Miller fue un músico de jazz de la era del Swing, y además militar, con el rango de Mayor.
Luego de fundar la orquesta en 1937 logró innumerables éxitos con récords de venta para la RCA Victor.
En 1940, "In the Mood" estuvo quince semanas consecutivas de número uno, y siguió "Tuxedo Junction" que mantuvo a Miller en el número 1 hasta el verano. El 11 de febrero de 1941 se le otorgó a Miller el primer disco de oro por "Chattanooga Choo Choo".
Otras exitosas canciones son "A String of Pearls", "Moonlight Serenade" y "Pensilvania 6-5000" (que era y sigue siendo el número de teléfono del Hotel Pensilvania en Manhattan).
"Moonlight Serenade" es una de las canciones más reproducidas de toda la historia en los Estados Unidos y una de las canciones más importantes de la historia musical de ese país.
Siendo ya toda una celebridad y con unos ingresos anuales cercanos al millón de dólares, en octubre de 1942 - diez meses después de EE.UU. entrara en la Segunda Guerra Mundial - Glenn Miller se alistó como músico del Ejército, obteniendo el rango de Capitán y ascendiendo luego a Mayor. En junio de 1944, mientras las tropas aliadas asaltaban las playas de Normandía, se aprobó la propuesta de que Miller y la orquesta de la Army Air Force Band llevase a cabo una gira por Inglaterra para tocar ante las tropas estadounidenses destacadas, y ello dentro del programa de shows y espectáculos organizado por la USO (United Services Organizations). De este modo, en los siguientes 5 meses y medio, Miller y su orquesta, ofrecieron un total de 71 conciertos.
Tras la liberación de París, a Miller se le ordenó realizar una gira de seis semanas allí y en otras ciudades europeas, ya en poder de los aliados, y preparar personalmente una emisión de radio especial para el Día de Navidad. Aquí comienza el enigma.

Glenn Miller, despegó del aeródromo de Twinwoods (Bedfordshire) a bordo de un Noorduyn Norseman D-64,  junto con el piloto y otro oficial estadounidense, y desde ese momento nada se volvió a saber del pequeño avión monomotor. La versión oficial es que el Norseman desapareció en el Canal de la Mancha, pero las explicaciones sobre el supuesto accidente no son concluyentes. Cabría la posibilidad de que, a causa de las bajas temperaturas, las alas del avión acumulasen hielo, lo que acabaría por hacerle caer al mar. En tal caso, según los expertos, dentro del agua las alas se habrían desprendido del fuselaje del avión, saliendo a la superficie en un plazo de unos 18 horas, lo que no ocurrió; ello unido a que no se encontró ni rastro del aparato ni ningún otro vestigio del accidente, determinó que la desaparición del músico haya sido objeto de innumerables versiones a lo largo de los años siguientes, muchas de ellas de lo más descabelladas.

Por ejemplo, John Edwards, un empresario inglés que combatió en la RAF durante la guerra y que afirmaba ser el mayor admirador del músico norteamericano, emprendió una investigación que le costó 10.000 libras, tras la cual, afirmaba tener pruebas de que Miller no estaba en el avión que se estrelló en aguas del Canal de La Mancha, sino que realmente había sido asesinado en París tres días después. El empresario aseguraba contar con el testimonio de un hombre que decía haber visto el avión en Borringdon, cambiando allí de aeronave, la cual, habría llegado a París sin novedad. Igualmente, aseguraba que un oficial de la USAAF le había asegurado que el jefe de seguridad de las tropas estadounidenses en la capital francesa le había informado de que el músico había sido asesinado en la ciudad, y que un médico militar norteamericano se encargó de firmar su certificado de defunción.
Según Edwards, el artista había sido asesinado en el barrio de Pigalle, lugar en el que se concentraban la mayoría de los prostíbulos de la ciudad, y las autoridades militares, que no podían permitir que el mito de Miller se derrumbase al descubrirse que había fallecido en circunstancias tan sórdidas, decidieron ocultar la verdad y elaborar la versión del accidente. Para argumentar su teoría, el empresario británico insistió en que las autoridades nunca realizaron una investigación exhaustiva de las causas del accidente y que además se había encontrado con muchas trabas en su investigación (por ejemplo, se le dijo que todos los registros oficiales del accidente se habían destruido en un incendio; los datos de las personas que acompañaban al músico no estaban claros e incluso los datos meteorológicos de ese día permanecían oficialmente como "desconocidos").

Pero existen otras muchas versiones. Testigos de dudosa fiabilidad aseguran conocer las circunstancias exactas de su muerte, afirmando unos que fue apuñalado, otros que alguien le partió el cráneo en una disputa o que incluso murió a consecuencia de los disparos de la Policía Militar norteamericana. En muchos de estos casos, se asegura que el motivo de la supuesta pelea eran las relaciones del músico con el mercado negro y los bajos fondos, que le llevarían a sufrir algún tipo de ajuste de cuentas. También existen los que aseguran que Miller era en realidad un contrabandista o un agente nazi, y que por ello huyó rumbo a Alemania, mientras otros afirman que fue capturado por los alemanes, siendo torturado y quedando horriblemente desfigurado.

Herb Miller,  hermano del músico, por su parte, afirmó en 1983 que el avión despegó pero tuvo que regresar a la media hora, al encontrarse el músico muy enfermo, muriendo en un hospital al día siguiente, aquejado de una enfermedad pulmonar causada por su desmedida adicción al tabaco. Herb Miller pretendía probar su versión con una carta que su hermano le envió en el verano de 1944 en la que decía: "Estoy totalmente extenuado, aunque procuro comer bien. Tengo problemas para respirar. Creo que estoy muy enfermo". Siguiendo la versión del hermano del músico, el propio artista habría decidido mantener ocultas las circunstancias de su muerte, al preferir que el mundo creyera que había muerto de una manera heroica, en lugar de fallecer postrado en la cama de un hospital.

En 1984, Fred Shaw, veterano de la Segunda Guerra Mundial, que había servido en la RAF planteó una hipótesis, que a un servidor es la que le parece pueda ser más ajustada a la realidad de lo ocurrido. El 15 de diciembre de 1944, Shaw formaba parte de la tripulación de un bombardero Avro Lancaster, que regresaba de una fallida incursión contra la ciudad alemana de Siegen. En tales supuestos, los bombarderos tenían que deshacerse de las bombas no arrojadas en una zona marítima previamente delimitada, para evitar así que los artefactos estallasen en caso de un aterrizaje forzoso. Cuando estaba cerca de la costa inglesa, el bombardero soltó su carga, incluyendo una enorme bomba Blockbuster de dos toneladas, que estaba diseñada para reventar una manzana de casas y contaba con un detonador que la hacía estallar poco antes de llegar al suelo. Cuando Shaw se asomó a las ventanillas de las bombardero para poder ver la explosión, pudo ver un Norseman volando más abajo. Instantes después, el artillero de babor le dijo por el intercomunicador: "¿Viste caer ese avión?".

La confusión originada por el estallido de las bombas les hizo dudar de si el aparato había caído al mar, como parecía, o si había seguido su camino. Aunque el incidente fue comentado por las tripulaciones de los aviones que participaron en la misión, no quedó constancia del mismo en ningún informe oficial, y tampoco se les requirió para iniciar ningún tipo indagación sobre la suerte corrida por el Norseman, por lo que el suceso fue olvidado por sus protagonistas.

Pero años más tarde, gracias a una película sobre la vida de Glenn Miller en la que se relataba su accidente sobre el Canal de La Mancha, Shaw recordó el incidente y llegó a la conclusión de que la onda expansiva de la potente explosión varios metros por encima de la superficie del mar podría haber derribado el pequeño avión en el que viajaba el músico.

A raíz de esta versión, se efectuó una investigación por el Departamento de Historia Aérea del Ministerio de Defensa Británico, según la cual el avión de Miller pudo cruzarse con los bombarderos que regresaban de Alemania, puesto que la ruta que presumiblemente debía seguir el Norseman pasaba muy cerca de la zona delimitada para descargar las bombas no lanzadas. El mal tiempo pudo llevar a que, o bien los bombarderos las arrojasen fuera del áera asignada, o bien fuera el avión en el que viajaba el músico el que invadiese la zona. Si ello hubiera ocurrido así, cabe la posibilidad de que las autoridades militares, al tener conocimiento del derribo accidental del aparato por culpa de las propias bombas aliadas - es decir, en un episodio de lo que comúnmente se conoce como "fuego amigo" -, prefirieran mantener oculta la historia para no afectar a la moral de las tropas.

Lo curioso es que en abril de 1992 se le puso una lápida en el Cementerio Nacional de Arlington, lugar destinado a los caídos en guerras y a ex-presidentes de los Estados Unidos de América.

La mejor manera de recordar a Glenn Miller es escuchando su eterna música.

I've Got a Gal in Kalamazoo


Chattanooga Choo Choo


In the Mood


Chattanooga Choo Choo


Moonlight Serenade


Material de archivo del ejército filmado el 29 de julio 1944 en Inglaterra

No hay comentarios: