19 sept. 2011

Reflexión acerca de la crisis


"Había una vez un hombre que vivía al costado de la ruta y vendía empanadas. No tenía radio, y por una deficiencia de la vista, no podía leer los diarios. Pero tenía una gran cualidad: hacía muy ricas empanadas. Un día colocó un pequeño cartel y luego otro mayor, anunciando sus productos. Viendo el resultado que obtenía, hizo instalar un gran cartel luminoso y así la gente se acercaba y compraba las mejores empanadas.
Con el tiempo, su fama fue creciendo y tuvo que ampliar su puesto de ventas, aumentó la variedad de sus empanadas y sus pedidos de ingredientes.


Viendo que sus ventas aumentaban y que ya no daba abasto con los pedidos, mandó a buscar a su hijo -que estudiaba un post grado de Resources Optimizer en Ciencias Económicas - para que lo ayudara a atender el negocio.
Al llegar el hijo y ver los anuncios por la ruta, muy preocupado le dijo: "Pero Papá, no estás leyendo los diarios?... No escuchás la radio?... Estamos en crisis y la situación internacional está muy complicada... Debes reducir tus gastos!"
El padre pensó: Mi hijo estudia en la Universidad, lee los diarios y escucha la radio, por lo tanto... debe saber lo que habla...!. Así que retiró los carteles -que realmente guiaban a sus clientes hacia él-, disminuyó la calidad de cada uno de los ingredientes y dejó de promocionar sus productos.
En muy poco tiempo su fama y sus ventas disminuyeron. Entonces llamó a su hijo y le dijo: "Hijo, tenías razón, realmente estamos atravesando una gran crisis!"

No hay comentarios: