3 ene. 2013

Las empresas que tocaron fondo en el 2012


Empresas que fueron emblemáticas en sus sectores como Kodak, Hostess Brands -creadora de los famosos pastelillos Twinkies Wonder- y el campeón de la liga escocesa de futbol, Rangers de Glasgow, fueron algunas de las firmas que cayeron en quiebra y representaron la pérdida de miles de empleos durante 2012.

Algunas otras compañías se encuentran en proceso de restructuración o al borde de la quiebra, como American Airlines que si bien presentó su bancarrota en diciembre de 2011, ahora intenta sobrevivir, o el caso de Best Buy que cerró 50 tiendas y recortó 400 empleos.

En febrero, el actual campeón de la Liga Premier de Escocia se declaró en quiebra. Las deudas y pagos al fisco por U$S 77 millones fue lo que detonó la bancarrota para uno de los clubes de futbol más emblemáticos de Reino Unido, con 140 años de haber sido fundado y millones de seguidores en su país.

También a inicios de este año, una de las empresas más reconocidas y emblemáticas del sector fotográfico a nivel mundial se declaró en quiebra e incluso solicitó protección federal para mantenerse a flote. Kodak no encuentra aún comprador para sus 1100 patentes de imagen digital y se encuentra en proceso de reestructuración y subasta de activos.

A su vez, la aerolínea española Spanair tuvo que aterrizar en 2012, luego de que fracasaron las negociaciones de venta con Qatar Airlines y la suspensión de aportaciones de fondos públicos.

Registró 115 millones de euros en pérdidas y el proceso de quiebra a finales de 2011 y principios de 2012 dejó sin empleo a alrededor de 1,500 trabajadores y afectó diversas rutas en su momento.

Asimismo, el fabricante de automóviles y aviones sueco Saab se declaró en quiebra en diciembre de 2011 y principios de 2012, de lo cual responsabilizó a General Motors (GM), bajo el argumento de evitar una supuesta competencia en el mercado chino.

En noviembre de 2011, la tercera aerolínea norteamericana AA y su subsidiaria American Eagle entraron al capitulo 11 de bancarrota. Los altos costos laborales por U$S 600 millones así como el aumento del precio de la aeronafta afectaron sus finanzas.

También la aerolínea uruguaya Pluna entró en julio en proceso de quiebra, afectando a sus filiales en Chile, Argentina y Brasil.

Finalmente, en noviembre Hostess Brads -que al año producía alrededor de 500 millones de pastelitos rellenos, Twinkie Wonder- anunció el cierre de operaciones de 33 panificadoras, 565 centros de distribución y alrededor de 1500 rutas en la Unión Americana y el despido de unos 18500 trabajadores.

Con su llegada al mundo en 1930 en Estados Unidos, el famoso pastelillo de 12 por 3.75 centímetros se había posicionado como uno de los productos que al parecer llegarían para quedarse, pero no fue así.

Bajo este escenario, Best Buy, una de las cadenas de productos electrónicos más reconocida, tuvo que recortar 400 empleados y cerrar 50 tiendas en marzo pasado, con el objetivo de disminuir costos en U$S 250 millones para 2013 y progresivamente hasta recortar U$S 800 millones en 2015.

Otra que se niega a aterrizar es la francesa Air France que comenzó un plan de restructuración y recortes de gastos tras una serie de huelgas de sus empleados. Aunque aún no llegó a la quiebra, congeló contrataciones, bajó salarios y puso en venta parte de su flota.

Los libros digitales han sido una competencia devastadora para las librerías tradicionales que andan a punto de quebrar.

Cabe recordar el cierre de Borders, la segunda mayor cadena de librerías de Estados Unidos y para Barnes&Nobles fue como una lección, pues este año luchó por reinventarse y revertir las pérdidas de más de 80 millones de dólares que registró en 2011.

La firma cuenta con más de 700 librerías en la Unión Americana y alrededor de 45,000 empleados.

Así, el mapa de las firmas globales podría rediseñarse y sumar o restar más gigantes corporativos durante el flamante 2013.

No hay comentarios: