12 sept. 2013

La hora de los DINKS

Históricamente los padres luchaban y ahorraban para educar un pequeño ejército de niños con un único salario mensual, pero ahora un creciente número de parejas de altos ingresos en Latinoamérica -especialmente de Brasil, México y Argentina- prefiere pasear por las tiendas departamentales de lujo que pasear hijos.

Se trata de parejas jóvenes, sin hijos, con altos ingresos y en las que ambos miembros trabajan, conocidos como "Dinks" (siglas en inglés de Double Income, No Kids -doble sueldo, no niños-), que se han duplicado desde el 2005.

El origen de los DINK comenzó en los años '80 con las primeras parejas lesbico/gay, que al ser ambos profesionales y de sólidos ingresos financieros, comenzaron a desarrollar el hábito de consumo hedonista que fue rápidamente interpretado por las tiendas departamentales y grandes marcas, ademas de las marcas de lujo tradicionales.

Ahora el perfil DINK llegó a las parejas heterosexuales que están impulsando un creciente mercado de bienes de lujo, gastando su dinero en todo tipo de productos, desde costosas prendas de vestir y lencería, hasta exclusivos artículos de decoración para el hogar.

Este tipo de parejas, que solo en México rebasan el millón, se han convertido en una mina de oro para muchas marcas y sus hábitos de consumo están apuntalando la demanda de bienes y servicios en la debilitada economía mexicana.

Los DINKS no tienen planes de formar una familia y van en contra de una cultura que valora el matrimonio y la maternidad.

Los primeros datos económicos encuentra que cada parejas desembolsa U$S 12000 al año, principalmente en salidas al cine, comer en algún restaurante lujoso y beber unas copas en un bar trendys, además de algunos viajes turísticos cortos.

Por ejemplo, para el exclusivo fabricante de accesorios de piel Coach, los DINKS son un mercado en crecimiento. El gasto en México en ropa de diseñador, accesorios de lujo y vinos de buena marca alcanzó el año pasado los U$S 3880 millones.

MENOS NACIMIENTOS, MAS GASTOS
Los DINKS, son en México el 3.4% de los hogares, por debajo del 4.5% en Brasil, el 17.6% en Inglaterra y el 14% en Estados Unidos.
Sin embargo el número podría seguir creciendo, porque viene impulsado por fuertes cambios sociales como una mayor educación entre las mujeres y una disminución en la tasa de natalidad.

En 1960, sólo el 0.5% de las mujeres tenía un título universitario. Para el 2010, la cifra saltó a 16%, sólo una fracción por debajo de los hombres.
Por su parte las tasas de natalidad en México han caído a un estimado de 2.2 hijos por mujer este año desde los 5.7 hijos en 1976, según el instituto nacional de estadísticas, INEGI.

Las parejas DINKS latinoamericanas prefieren posponer la llegada del primer niño en lugar de evitarlos por completo a diferencia de Europa, donde la tasa de natalidad es baja (1,6 hijos).

POSIBLES MOROSOS
Sin embargo también hay quienes ven algunos inconvenientes potenciales en la solvencia financiera de los DINKS, ya que algunos están gastando más de lo que pueden pagar. Si bien perciben ingresos altos, no son ricos todavía, y en una sociedad, donde la crisis tuvo un mayor impacto en la clase media y no necesariamente en los segmentos más ricos de la economía, que siguen consumiendo.

No hay comentarios: