28 dic. 2011

Adios al Foie gras

California será el primer Estado de los Estados Unidos en criminalizar por ley la venta de foie gras a partir de julio del 2012.

La ley prohíbe vender o servir en los restaurantes la especialidad por crueldad en el trato a los patos y ocas para que su hígado engorde hasta convertirse en una vianda de lujo.

Los californianos que deseen comer el plato tendrán que viajar más allá de las líneas de demarcación estatales.

La legislación data de 2004 y fue firmada por el gobernador Arnold Schawarzenegger y apoyada por muchas celebridades, permitiéndole a los productores ocho años de prórroga para permitirles encontrar una técnica alternativa a la que se usa, que consiste en forzar a ingerir alimento varias veces al día a los animales para engordar artificialmente sus hígados; al no haberse encontrado método sustitutivo, es que entra en vigencia la ley.

Una serie de chefs de reconocidos restaurantes de Los Ángeles han comenzado la despedida del foie gras dedicando un día al plato prohibido.

El chef Ludo Lefebvre afirmó que "Los defensores de los derechos de los animales convertirían a todo el mundo en vegetarianos si pudieran. No quiero que esa gente me diga lo que puedo comer o no. Hoy es el foie gras. Mañana será el pollo o la vaca".

Otros cocineros ya han anunciado que desafiarán la ley, a pesar de que las multas pueden ascender a U$S 1.000 por día. "Que me manden si quieren a la policía del foie gras" amenazó el cocinero Laurent Quenioux.

Por su parte las organizaciones de defensa de los animales se muestran satisfechos con la medida y afirman que "Estas aves no han hecho nada para merecer que se las fuerce a comer continuamente",

No es esta la primera vez que se ha intentado prohibir el foie gras. En 2006 Chicago vio nacer una prohibición que apenas duró dos años, tiempo durante todo el cual se sirvió clandestinamente el manjar en los restaurantes. Aquellos días están recogidos en un libro que escribió un reportero del Chicago Tribune y que se llama La Guerra del Foie Gras.

No hay comentarios: